¿Te cuesta darte permiso para descansar? Si eres de los que te sientes mejor haciendo cosas que “no haciendo nada”, te conviene prestar atención a este tema.

??

Cuando nos sentimos bloqueados en un área de nuestra vida, o en un proyecto, tendemos a querer “hacer” muchas cosas, para tratar de cambiar esa situación lo antes posible.

??

Sin embargo, tanto tu mente como tu cuerpo necesitan descansar. Los momentos de “no hacer nada” le sirven a tu cuerpo y mente para hacer mucho.

??

Busca ese equilibrio entre el “hacer” y el “descansar. Agenda tus momentos para relajarte, disfrutar de tus cosas y no hacer nada productivo.

??

No es necesario mantener siempre el mismo ritmo. De hecho, no es posible. Puede ser que bajar el ritmo te cueste porque activa creencias limitantes del tipo “no soy suficientemente bueno”, “soy más torpe que el resto”, “la vida es dura”…

??

Pon atención a estas creencias. Pueden estar haciendo que estés viviendo desde el sufrimiento, el sobre-esfuerzo y la fatiga. Poner conciencia es el primer paso.

??

Si quieres entender más sobre tus conductas y creencias licitantes, el libro Mente, ¡déjame vivir! te aportará mucha claridad y estrategia: http://bit.ly/MenteDejameVivir