¿Quieres saber cómo subir tu vibración? Hoy te traigo un artículo diferente. Como sabes, nuestro bienestar depende de que exista armonía y equilibrio en nuestros diferentes “cuerpos”: físico, mental, emociona y espiritual. 

Una de las claves para mejorar nuestro cuerpo físico, y así beneficiar al resto de cuerpos, ya que todos están relacionados, es a través de la alimentación. 

Por eso he invitado a una experta en estos temas: Eva Tejado. En este artículo te va a dar unos consejos que te van a ayudar a sentirte mejor, elevando tu vibración. Vas a conocer qué alimentos elevan tu vibración, y cuáles la bajan… Y dos consejos más muy útiles y sencillos de aplicar. Te dejo con Eva. 

Hola, soy Eva… 

Ya sabes que todo en el Universo es energía en vibración, tú eres vibración y por supuesto los alimentos también.

El objetivo de este artículo es ayudarte a subir tu vibración de una forma muy fácil, a través de los alimentos

Vibrar alto hace que atraigas a tu vida mejores experiencias y personas más positivas, pues manifestamos y atraemos lo que somos interiormente.

1. ¿Qué alimentos suben tu vibración?

 

Ya sabes que practicar meditación diaria, el ejercicio al aire libre, andar descalza por la playa o la hierba, hablarte de forma positiva y amorosa, vivir en el presente y otras muchas técnicas te llevan a un mayor bienestar y eleva tu vibración.

Pero lo que quizás no sabes, es que hay 3 pilares imprescindibles para alcanzar este objetivo de vibrar más alto

Uno de ellos y sobre el que voy a profundizar más, es la alimentación.

La energía la extraemos de los alimentos, por tanto, la vibración que éstos tengan subirá o bajará la tuya.

Y te estarás preguntado: ¿qué alimentos la suben y cuáles la bajan?

 

La suben:

  • Las verduras y hortalizas frescas y crudas (de temporada, de cercanía y ecológicas, cultivadas por personas que aman su trabajo)
  • Alimentos verdes (lechuga, espinacas, apio, brócoli, berro, rúcula, acelga, alcachofa, espárrago, aguacate, ortiga…), cuanto mayor contenido en clorofila mejor, que es lo que aporta el color verde intenso.
  • Las frutas (repito, frescas, ecológicas, libres de cualquier maltrato o sustancia química)
  • Los frutos secos crudos (almendras, nueces, castañas, avellanas…)
  • Semillas (de chía, sésamo, lino, cáñamo, mostaza, amapola…)
  • Aceites vegetales (oliva, coco, sésamo, cáñamo, aguacate, lino…)
  • Germinados y brotes
  • Legumbres (garbanzos, lentejas, judías, guisantes, habas, algarroba…)
  • Algas y microalgas (espirulina, chlorella, wakame, nori, kombu…)
  • Alimentos fermentados (miso, kombucha, tempeh, tofu…)
  • Infusiones de plantas medicinales

El motivo, es que todos estos alimentos, contienen la mayor cantidad de energía solar gracias a la fotosíntesis. Y si son ecológicas también gracias a la consciencia de las personas que las han cultivado.

Recuerda que todos los seres vivos nos alimentamos en última instancia de energía solar, principalmente a través de los alimentos.

 

La bajan: 

  • Todos aquellos alimentos rociados con pesticidas, fungicidas, herbicidas y demás químicos.
  • Los peligrosos alimentos transgénicos o modificados genéticamente.
  • Alimentos procesados, manufacturados, precocinados, congelados o elaborados de mala gana.

El estado emocional de la persona que cultiva y cocina tu comida afecta a tu vibración.  Por eso es preferible que se encargue de cocinar alguien que disfrute con esa tarea y le ponga amor y pasión.

  • Animales o sus subproductos que han vivido hacinados en granjas, donde les han administrado vacunas, antibióticos y hormonas, han tenido una vida triste, sin sentido.

El sufrimiento de estos seres y el miedo que han pasado en el sacrificio es una energía que después te comes tú y como consecuencia se añade a tu propio listado de miedos para gestionar.

  • La comida rápida o basura, los glutamatos, azúcares industriales y cualquier alimento refinado.

Los datos de varios experimentos que se han realizado nos cuentan que cuando llevan a personas a ver los procesos y cómo tratan a los animales en estos lugares, siempre hay una reacción y se remueve su conciencia de tal manera, que o bien dejan de comer carne o eligen los de ganadería ecológica.

También sabemos que, por lo general, las personas que consumen mucha carne suelen ser más nerviosas, agresivas o miedosas y las personas que se alimentan principalmente de alimentos del mundo vegetal y cuidan su salud, suelen ser más pacíficas y equilibradas (salvando excepciones es fácil observar estos comportamientos)

 

2. ¿Te gustaría saber 2 trucos más?

Al principio del artículo te hablé de 3 pilares fundamentales para subir tu estado vibracional, y ahora te hablo de otros 2 que también te van a ayudar muchísimo a conseguir tu objetivo.

a) La importancia de la respiración para subir la vibración.

La respiración debe ser como la de los bebés y los animales, abdominal y diafragmática.

Prueba ahora, inspira por la nariz hinchando sólo el abdomen, y espira también por la nariz desinflando el abdomen.

La nariz está para respirar, y cuando la utilizamos estamos estimulando nuestra glándula pituitaria, y como consecuencia fomentando nuestro despertar espiritual.

¿Te parece suficiente motivo para prestar más atención a la respiración?

Varias veces al día toma consciencia de lo superficialmente que respiras de forma automática.

¡PARA UN MOMENTO!, y respira con esta técnica varias veces, te sentirás mejor al instante.

 

b) Y, por último, la risa.

La risa junto con el amor incondicional son las más altas vibraciones que existen. Recuerda alguno de esos momentos en tu vida riéndote a carcajadas, el relax y bienestar que experimentas a continuación es maravilloso.

  • Activas y movilizas más de 400 músculos durante la risa.
  • Quema grasa corporal y fortalece la zona abdominal.
  • Refuerza el sistema inmunitario.
  • Oxigena el organismo en profundidad.
  • Libera endorfinas (hormona que nos produce felicidad).
  • Aumenta la autoestima.
  • Disminuye el estrés.
  • Y sube, sube, sube tu vibración contagiando a todo tu entorno.

¡Buena terapia la de la risa!

Hasta aquí este artículo. Espero que toda esta información te lleve a un estado de mayor paz en todos tus cuerpos (físico, mental, emocional y espiritual).

Si estos temas te apasionan tanto como a mí, me encantará compartir contigo mucha más información valiosa en mi Web https://evatejado.com/ para que encuentres cada día más Bienestar de forma Natural en tus cuerpos Físico, Mental, Emocional y Espiritual.

Un almabrazo